jueves, 23 de julio de 2015

La Psoriasis y el Sol

La psoriasis es una enfermedad de la piel que causa descamación e inflamación (dolor, hinchazón, calentamiento y coloración)
En la mayoría de los casos la psoriasis causa parches o placas de piel gruesa, enrojecida y con escamas; Estas placas pueden producir picor o dolor. A menudo se encuentran en los codos, las rodillas, otras partes de las piernas, el cuero cabelludo, la parte baja de la espalda, la cara, las palmas de las manos y las plantas de los pies; también pueden aparecer en otras partes tales como las uñas de las manos y los pies.
neozen estética
El verano es una estación estupenda, ya que todos aquellos que sufren esta enfermedad pueden aprovecharse de los beneficios del sol y el mar para mejorar sus lesiones psoriásicas.
Según los expertos, es conveniente exponer al sol las lesiones de psoriasis sin utilizar protector solar durante unos minutos, e ir aumentando progresivamente el tiempo de exposición hasta un límite máximo de entre 10 y 15 minutos. A partir de ahí, hay que aplicarse las mismas cremas que se estén utilizando en el resto de la piel sana –y que incluyan un factor de protección adecuado– también sobre las lesiones psoriásicas.
En el caso de que se esté utilizando algún tipo de crema para su tratamiento,  se aconseja que no se la aplique antes de tomar el sol, porque en algunos casos pierden su efecto y  en otros, pueden incrementar la sensibilidad de la piel a los rayos solares, lo que podría dar lugar a sufrir quemaduras que empeorasen la gravedad de las lesiones.
Los baños en el mar contribuyen a mejorar también en la mayoría de los casos las lesiones de psoriasis.


coruña
El ambiente húmedo de la costa contribuye a hidratar la piel, pero a pesar de ello y como ocurre durante el resto del año, el afectado de psoriasis no debe olvidar que la hidratación de su piel, en verano, ES FUNDAMENTAL. La piel seca origina picor e irritación, y puede empeorar la psoriasis.
Por ello, es particularmente importante aplicar lociones y leches hidratantes después de tomar el sol ( SIEMPRE), dado que los rayos solares resecan más la piel. De esta manera, ayudaremos a reblandecer la escama y a aumentar la elasticidad de la piel.

Un saludo,

Lorena.
NEOZEN, fuera de la estética convencional.

No hay comentarios:

Publicar un comentario