viernes, 29 de julio de 2016

El sol, ese gran desconocido

Hola a tod@s, antes de comenzar este post estaba bromeando con un cliente que hace ya más de cuatro semanas que luce un sol espléndido en nuestra ciudad (A Coruña). Curiosamente ambos pensamos lo mismo, con nuestra suerte, copamos el sol de este Verano y del que viene, ¿tantos días seguidos buenos? Ver para creer, Ay, ay, ay!.....
belleza




El sol además de alegrar nuestros días, nos ofrece muchos otros beneficios,  nuestra vida gira en base a esta gran estrella luminosa, aunque no nos damos cuenta de esto, ya que siempre está ahí; sus beneficios son mayormente energéticos, pero hay muchos otros que son aprovechados por los seres humanos y por otros seres vivos.

Los humanos, las plantas y los animales necesitamos luz y calor para crecer y desarrollarnos. El sol es la mayor fuente natural que proporciona ambos factores, además de energía, que es la fuerza que da inicio a los diferentes procesos en la naturaleza.
centroestético coruña



¿Sabías que al tomar el sol estimulas la producción de vitamina D? Ésta es imprescindible para tener unos huesos y dientes sanos y fuertes, ya que estimula la correcta asimilación del calcio.
El sol nos ayuda a vivir mejor, pero siendo sinceros debemos admitir que la mayoría de las veces, las personas solo toman sol por motivos estéticos ya que les gusta broncearse, sin embargo, el sol tiene otros beneficios.

vitaminas


Los rayos del sol provocan que nuestro cuerpo produzca Vitamina D, aunque la mayoría de las vitaminas las obtenemos a través de los alimentos, la D tiene la característica de producirse cuando la piel tiene un precursor que precisamente lo da el sol. Con solo 5 o 10 minutos de exposición al sol, dos o tres veces por semana, recargaremos los depósitos de vitamina D de nuestro cuerpo.
Nos ayuda a tener una piel mucho más bella, sobre todo si se sufre de problemas de acné. Para ello basta con tomar diariamente baños de sol de no más de 30 minutos durante las primeras horas de la mañana o bien entrada la tarde. Tomar sol también ayuda a combatir otros padecimientos como la psoriasis e incluso la ictericia. Muy importante a tener en cuenta, que no es bueno exponerse mucho tiempo al sol, ya que esto puede causar lesiones (quemaduras) serias u otro tipo de problemas, no exponerse más de 30 minutos.
Otra de las ventajas, es que fortalece nuestro sistema inmune, protegiéndonos de diversas enfermedades. A grandes rasgos, el sol aumenta el número de glóbulos blancos, también conocidos como linfocitos, que son las células encargadas de protegernos en primer lugar contra una infección.
Cuando tomamos sol, la grasa de nuestro cuerpo se disuelve. Es por ello que las personas que viven en zonas donde hay mucho sol padecen menos enfermedades cardiovasculares. En este caso, los rayos UV son necesarios para metabolizar mejor el colesterol  de nuestro cuerpo, por lo que tomar sol ayuda a disminuir los niveles y a evitar que este se pegue en las arterias.
Disminuye la presión sanguínea, esto se debe a que el sol es un vasodilatador muy efectivo que aumenta la circulación de la sangre. Asimismo, aumenta el metabolismo y la depuración de los tejidos.
Así que ya sabes, si tomamos el sol con precaución, TODO SON BENEFICIOS, buen verano.

Un saludo.
Lorena
NEOZEN, fuera de la estética convencional.


No hay comentarios:

Publicar un comentario