jueves, 11 de agosto de 2016

Beneficios del tomate en la piel


Hola a tod@s, hoy hablaremos del uso y beneficios del Tomate en la cosmética y su aplicación en diversos tratamientos para la piel, comencemos…
centro estético coruña


No es necesario comer el tomate para obtener sus beneficios (aunque es altamente recomendable), sino que vamos a hablar acerca de su aplicación directamente en la piel.
El tomate es una fruta, contraria a la creencia popular que lo sitúa en el grupo de las verduras,  rica en vitaminas A y C y minerales como hierro, fósforo, calcio, magnesio, zinc, cobre, potasio y sodio. Estas cualidades le dan propiedades excelentes para mantener la piel saludable. Es un astringente natural capaz de reducir el exceso de grasa en la piel que nutre, refresca y purifica. Se lo suele emplear principalmente para tratar quemaduras, pieles grasas y acné. También sirve para cerrar los poros.

belleza

Algo interesante a tener en cuenta es, que es capaz de tonificar y reequilibrar el pH para conseguir una epidermis mucho más tersa y sin esos molestos brillos.
  • Reduce la grasa de la piel
  • Limpia la piel
    El zumo de tomate es ideal para la limpieza de los poros de la piel. Haz papilla un tomate y mézclalo con azúcar, luego frota sobre el rostro con movimientos circulares para eliminar la suciedad y las células muertas de la piel. Déjalo actuar 10-15 Min  y aclara con agua fría.
  • Alivia la irritación de la piel
    El jugo de tomate reduce la picazón, enrojecimiento inusual y los síntomas de irritación. Este jugo ligeramente ácido derivado del tomate regula el nivel de pH de la piel y cura la piel irritada. Añade yogur natural en el jugo de tomate, aplicalo en la cara y enjuaga después de 15-20 minutos.
  • Cierra los poros de la piel
  • Reduce el brote del acné
  • Elimina los puntos negros
  • Trata quemaduras de sol
    El jugo de tomate, que está cargado con antioxidantes, es eficaz para curar los síntomas de una quemadura solar. Esto ayuda a restaurar las células muertas de la piel, promoviendo así una rápida recuperación. Para obtener mejores resultados, mezcla el jugo de tomate con suero de leche y aplica esta mezcla en toda la cara y otras áreas quemadas por el sol. Deja reposar media hora antes de lavar con agua corriente.
Recuerda que estos tratamientos naturales no funcionan igual en todas las personas. Si al aplicártelo notas que te daña la piel y no puedes soportarlo, retíralo de inmediato con abundante agua fresca.
Y ahora, ¿a que esperas para probar sus beneficios? ¡OS SORPRENDERÁN!

Un saludo.
Lorena
NEOZEN, fuera de la estética convencional.


No hay comentarios:

Publicar un comentario