viernes, 19 de mayo de 2017

¿Has oído hablar de los proteoglicanos?

Se han convertido rápidamente en el último best seller a la hora de devolver la tersura y luminosidad a las pieles estresadas, apagadas y fotoenvejecidas.
Son unas moléculas naturales de nuestra piel que forman parte de la matriz extracelular. Es decir, es uno de los componentes del cemento intercelular, junto con el colágeno, las elastina y el ácido hialurónico”.
belleza


Cumplen dos funciones fundamentales. Por un lado, mejoran las propiedades mecánicas y de sostén de la piel; por otro, tienen un 'efecto esponja' por su gran capacidad para absorber agua, lo que hace que la piel mantenga siempre una buena hidratación. Los proteoglicanos están formados por moléculas muy grandes y no traspasan la piel; se quedan a nivel epidérmico y hacen un efecto barrera que impide la pérdida de agua.
Los proteoglicanos utilizados actualmente en cosmética son de origen vegetal (soja) las moléculas de origen vegetal pueden ser reconocidas por los receptores celulares, contrarrestando de forma más eficaz el envejecimiento biológico y prematuro, inducido por la radiación UV en el ADN de las células madre de la piel.
coruña

Los proteoglicanos proporcionan una hidratación inmediata y estimulan a las células para que produzcan sus propios proteoglicanos, los factores de crecimiento mandan señales a nuestra células para que se activen, se comporten como jóvenes, y la piel recupere juventud y firmeza.
En Neozen, muchos de nuestros tratamientos de cabina  ya los contemplan en el cuidado facial (nosotros confiamos en la línea CLINIK de Tegoder Cosmetics), sobre todo en aquellos en el que se combina además de tratamiento estético el tratamiento pre y post  quirúrgico, su uso diario en casa en como cualquier serum que nos podamos aplicar, mañana y noche antes de la crema de tratamiento.

Nos vemos en el siguiente post, un saludo.

Lorena.
Neozen, fuera de la cosmética habitual.

No hay comentarios:

Publicar un comentario