jueves, 24 de septiembre de 2015

La piel atópica

Por desgracia este tipo de afección es cada vez más común entre los niñ@os pequeños y los que ya no lo son.
piel atópica

 Para que me entendáis, la piel atópica es (de una manera muy simple) una piel visiblemente más sensible y carente de defensas, pues carece de los factores hidratantes naturales de la piel, hay muchas sustancias y condiciones que pueden actuar como desencadenantes de un primer episodio, o como agravantes, en caso de que la persona presente una dermatitis en ese momento. Algunos de estos factores son: otras alergias, sustancias irritantes para la piel (lana, detergentes...), estrés, cambios bruscos de temperatura, o que esta sea muy alta o muy baja, y bacterias que pueden producir infecciones secundarias en las lesiones, es una condición de tipo crónico y hereditario.
Los síntomas más habituales de la dermatitis atópica son los siguientes:

  • La piel se muestra muy seca y presenta picor, que puede llegar a ser muy intenso.
  • Puede estar muy inflamada y roja.
  • Erosiones o pequeños bultos en la piel que liberan líquido con el rascado.
  • Si se desarrolla eccema crónico, la piel puede aparecer muy engrosada.
hidratación


Hay que tener mucho cuidado a la hora de rascar las lesiones, porque se pueden producir pequeñas heridas que, además de sangrar, pueden infectarse, lo que dificulta sensiblemente la mejoría de la lesión. Esto es especialmente importante en bebés y en niños pequeños, ya que no comprenden que no deben tocar las lesiones, y el picor los empuja a rascarse continuamente.
Las lesiones pueden aparecer de manera continua o de manera intermitente y a cualquier edad; o desaparecer en cualquier momento sin volver a sufrir una recaída.
Las hidratantes se deben aplicar todos los días, independientemente de los síntomas. Estas lociones, cremas faciales, aceites de ducha y sales de baño mantienen la piel flexible e hidratada y por lo tanto, es menos susceptible de sufrir picor y lesiones. Los brotes agudos requieren un cuidado más intensivo, siendo necesario aplicarse cremas diseñadas especialmente para estos episodios, además de las habituales para la hidratación diaria de la piel.
Así que no olvidéis esta regla tan básica: UNA BUENA HIGIENE ES AQUELLA QUE, SI TE DUCHAS SIEMPRE, SIEMPRE DEBES DARTE CREMA, por tu bien.

Un saludo, 
Lorena.
NEOZEN, fuera de la estética convencional.

No hay comentarios:

Publicar un comentario